martes, 13 de octubre de 2015

DÍA INFERNAL

Estaba a mis pies,  tan solo abrir la puerta para salir a enfrentar la cotidianidad del día,  lo vi. Podría haberlo pisado y seguir adelante, pero instintivamente bajé la vista y….ahí estaba, blanco, alargado y del  lado del revés, rápidamente identifiqué que no tenía remitente.
No sé qué extraña  sensación me impedía inclinarme y tomarlo. Su presencia actuaba como  un rayo en mi cerebro que comenzó a funcionar  creando toda clase de suposiciones. En milésimas de segundos desfilaron, el seguro de la casa, del auto, resumen de tarjeta, notificación del banco  y tantas otras que llegaban a diario.

viernes, 9 de octubre de 2015

CUENTO EPISTOLAR

PARA ANA
Querida Ana                                                                             Buenos Aires, 15 de agosto del 2016

¡Amiga, cuántos años de amistad quebrada! Una amistad que habíamos heredado de nuestras madres. Ellas,  que fueron entrañables hasta la muerte. Nosotras,  inseparables hasta que todo sucedió.
Aquel viaje a Nueva York, que vos misma alentaste, después de mi traumático divorcio, desencadenó la ruptura de nuestra amistad.
—Tenés que irte, despejarte, distraerte—.  Me decías,  preocupada por mi insipiente depresión.
Y me fui, con mis heridas abiertas y tu cariño que tanto me reconfortaba.

sábado, 27 de junio de 2015

DECISIÓN

              Trató de abrir los ojos. Le dolían.
               Recordó que ayer había llevado a Lucas a casa de la abuela, suspiró aliviada.
               Quiso volverse en la cama, su cuerpo le gritó el dolor.
               A su mente volvieron las imágenes de lo sucedido y lo que iba a suceder...Ella iba a creer, iba a  
              olvidar, iba a dejar de vivir...La noria comenzaría a rodar repitiendo el círculo infernal.
               Con gran esfuerzo abrió el cajón, ahí estaba, tan pequeño como un juguete, lo tomó, giró y estiró el 
              brazo, pensó en Lucas y ...gatilló       
     
             Microrrelato presentado en el Taller de Literautas en el mes de junio/2015
  







               

lunes, 15 de junio de 2015

FIESTA DOMINICAL

   La avenida y sus calles paralelas coincidían en el  edificio alto y majestuoso   bañado por lo rayos de un sol tibio en la tarde espléndida e invernal,  la torre central  alzada hacia un cielo azul presagió  la fiesta.
   Hombres y mujeres, niños y adultos,  caminaron en procesión por las calles que llevan al templo sagrado  engalanados con los  colores que  identifican su práctica dominguera. La esperanza los envolvió  y la rutina semanal se transformó   en  placer que los aúna.

QUEDARON ENREDADAS

 ─ Soltame!!! ,  soltame!!! - gritaba desesperada la m (de mamá). La o (de oso) movía su panza de un lado a otro, en redondo, pero su rulo había quedado enredado entre las patitas de la m ( de mamá).
─No puedo !!! No puedo!!! ─se quejaba la o ( de oso) – cada vez que tiro,  mi rulo  se estira, se estira  y ….ajjjjj!!! . Me quedo sin aire.

LA BICICLETA AZUL

La abuela sentada en la cocina tejía, siempre lo mismo, sus hijas creían que como Penélope, tejía de día y destejía de noche.
Luciano, como cada martes, estaba de su abuela, hasta que sus papás venían a buscarlo luego del trabajo.
Por el patio de la vieja casa, la bicicleta azul rodaba y rodaba. El niño no se detenía y cada vez pedaleaba con más fuerza.
Luciano se divertía dando vueltas alrededor del viejo aljibe ya en desuso.
─Con cuidado Lu, no vayas tan rápido – decía la abuela.
─Mira abu, manejo con una sola mano.
─No hagas pruebas  !!! Te podés caer – repetía la pobre anciana, que cada vez se sentía más alterada
Luciano movía las piernas como torbellino.
─Abuelaaaaa  !!! ─ se escuchó  el grito desesperado, mientras Luciano volaba desde su bicicleta azul a los pies de la anciana..
─Luciano,  Luciano !!! – llamó la longeva mujer, casi al borde del ataque de nervios.
─Hola abuela ─Luciano, sentado en el suelo,   era como si despertara de un sueño.
─Viste, viste, él me levantó y me trajo hasta acá, tenía cara de ángel.
Abril 2015